Tenemos una enemiga… «La muestra»

¡Hola amiguis!

Hoy toca hablar de una enemiga en común que tenemos todas las crocheteras.

«La muestra»

Para las que no tejéis, no os preocupéis que ahora mismo os lo voy a resumir. (Es una prueba que hay que hacer antes de tejer)

Antes de nada, quiero contar, que cuando me lance a tejer prendas, los primeros patrones que hice, los tejí sin muestra, aquí una ignorante, no sabía porque se ponía en un patrón un cuadradito, con medidas de 10 x 10 cm, diciendo que de este mismo, habían salido 14 puntos y 10 vueltas.

¿Y de donde sale eso? No lo sabía, me daba igual (jajaja)

En fin… yo tejía la prenda, con el mismo material, la misma aguja, vamos, lo que decía el patrón. Después, me encontraba que el top era muy largo para mí, o me estaba muy justo de la sisa… No entendía que siguiendo las indicaciones del patrón saliera lo que me salía a mí. ¡Una odisea, vamos!

Hasta que investigué y descubrí, para que sirve la muestra. 

Ella, es la encargada de darnos toda la información.

Aunque no nos guste hacerla, es muy importante.

Normalmente las medidas de las muestras son de 10cm de ancho x 10 cm de alto, aunque yo recomiendo que se haga siempre un poco más grande.

Es decir… tejemos los puntos que dice la diseñadora que se emplea, y esta dice que en 10cm de ancho le han entrado 14 puntos (hay que coger el metro para medir ehh) y que, de largo, o de altura, le han salido 10 vueltas (pues coges el metro otra vez, y mides, jejeje)

Si la clavas a la primera, es casualidad, ya te lo digo yo, porque lo curioso de todo esto y para lo que realmente sirve esa muestra que vas a hacer, es para identificar tu TENSIÓN. 

Venga, ¿y esto qué es?

Pues nena, la tensión es la clave… qué difícil es todo esto de explicar.

La dichosa tensión, determina como tejes, te piensas que aprietas y resulta que tejes más flojo que nadie…

Si normalmente tejemos amigurumis (somos apretadoras, jejeje), muchas de nosotras nos lanzamos a tejer a estos muñequitos, porque además de ser adorables, nos evitamos enfrentarnos a nuestra enemiga.

Las que tejen prendas, normalmente se dejan llevar y tejen mucho más flojo.

¿La cuestión, es… como tejo yo?

Nuestra enemiga te lo dice…

El ejemplo de antes decía que en 10cm de ancho entraban 14 puntos, vamos a suponer que, en la muestra, la diseñadora ha usado una aguja de 4 mm

¿Qué pasa si me salen más puntos?

Pues que tu tensión es mayor que la de ella (aprietas al tejer), por lo tanto, tendrás que probar agujas más grandes a la que ella indica.

¿Y qué pasa, si me salen menos puntos?

Pues que tu tensión es menor que la de ella (tejes suelto), por lo tanto, tendrás que probar agujas más pequeñas a la que ella indica.

Si consigues los puntos, ya puedes estar orgullosa, (jajaja) 

Estarás lista para tejer la talla que se indica en el patrón o la que tú quieras, porque teniendo la referencia de puntos que hay en 10 cm de ancho, puedes realizar una regla de tres para tus medidas.

Las vueltas que determinan el largo de la prenda, también son importantes, pero ahí siempre podemos jugar con hacer más o menos según nuestro gusto.

Hasta aquí llego hoy, no me enrollo más, porque el tema se las trae, jajaja.

¡Espero que me cuentes tu experiencia con las muestras y si todavía no has tejido prenda por este motivo, lánzate!

2 comentarios en “Tenemos una enemiga… «La muestra»”

  1. Pienso que la muestra es esencial. Hay que quererla al final porque nos habla, nos cuenta cómo tejemos y qué debemos hacer para que nos salga la prenda como la del patrón. Me gusta mucho esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra