Nuestra varita mágica, el ganchillo.

¡Hola, hola!
Cuanto tiempo sin hacer entrada al blog, pero cierto es, que entre los pedidos y una colaboración muy chula que esta a punto de salir, no me ha dado la vida (como solemos decir).
Pero ya estoy de vuelta, y con ganas de compartir muchas entradas en el blog para que aprendamos siempre juntas.

Hoy quiero hablaros del poder de nuestra varita mágica, el ganchillo.

Cuando empecé en este mundo tejeril no pensé que había tantas opciones de ganchillos.
El primero que me compre fue uno de metal (los de toda la vida) y de la medida del 2mm (creo que no tiene ni marca, lo compre en un bazar chino) ahí lo tengo guardado de recuerdo, jejeje, y además como empecé tejiendo amigurumis, claro, lo compre de esa medida que es con la que tejían el muñequito en el tutorial.
Ay que dolor de mano amigas, jejeje, claro, una que no sabe, va y se atreve con un ganchillo de toda la vida y con esa medida.
Pero bueno de todo se aprende, y yo tenia muchas ganas de aprender, eso sí, tenía que ser con la herramienta adecuada.
Así que, investigando, un video por aquí, otro video por allá, ¿qué descubrí?
Pues que, si hay que comprar ganchillos, tienen que ser ligeros y ergonómicos.
Un ganchillo con un mango que este cubierto con goma, es lo ideal y encima si no pesa mejor.
Estos que os enseño aquí, fueron mis primeros ganchillos ya oficiales, los compre en Amazon y el set llevaba desde la medida 2mm a 8mm.

 

Como veis eran ergonómicos, he tejido con ellos un par de años y todavía los tengo.
Pero… yo había leído que los ganchillos también eran ligeros, y los míos no es que pesaran una tonelada…me resultaban cómodos, pero existía una opción mejor.
¿Cuál era el ganchillo ergonómico y ligero que necesitaba?
Pues un ganchillo de las marcas Clover o Tulip. (existen más marcas, pero yo solo he probado estas dos)
Compre una Clover y lo note, pero con las Tulip…

Las Tulip son… una maravilla, valen el precio que cuestan, aproximadamente 9€ cada una, pero es el dinero mejor invertido si vas a seguir tejiendo, ya que es justamente lo que necesitamos para tejer, comodidad y ligereza.

Actualmente tienen tres colecciones que te ofrecen la posibilidad de comprar el set completo en vez de por unidad:

Mango Gris (ganchillo en dorado)
Mango Rosa (ganchillo en plata)
Mango Rojo (ganchillo rojo)

La marca Clover no se queda atrás, y además resulta un poco más económica, es cuestión de probar y ver que es lo más cómodo para nosotras.
Yo probé y al final me quedé con Tulip, a día de hoy tengo tanto la colección del mango gris y rojo, al completo.

Las grises fueron un regalo de cumpleaños, y las rojas, las fui comprando individualmente igual que las rosas, pero estas últimas no me convencían ya que noté que no deslizaban igual el hilo.
Porque… esta es otra de las cuestiones amigas, el ganchillo debe deslizar el hilo sin ningún inconveniente.
No podemos estar pendientes de si se queda el hilo enganchado cada vez que hacemos una lazada, así no avanzamos.
Y esto me pasaba con las rosas.
Pero como ya sabéis, todo es probar, porque a mi no me pueden gustar y a ti si, ya que cada una cogemos el ganchillo de forma diferente, unas lo cogen como un lápiz y otras como un cuchillo (este seria mi caso, jejeje)

Así que en conclusión te digo, si te inicias en el mundo del tejido, no esta mal que para probar si te gusta, compres ganchillos que no sean de marca, pero eso sí, cómpralos ergonómicos.

Ya ves que yo hasta pasado un tiempo no vi necesario invertir en uno de marca, pero tengo que reconocer que cuando pruebas uno de estos, ya no vuelves a los anteriores.

Si ya tejes, seguro que usas alguna marca de las que he indicado, jajaja.

Espero que esta entrada te haya resultado útil y además me encantaría que me comentaras si tú ya usas alguna de estas marcas o me recomiendas alguna.

Comparte tu experiencia conmigo, me gusta que aprendamos juntas.

10 comentarios en “Nuestra varita mágica, el ganchillo.”

  1. Me ha encantado esta entrada Bea, creo que hay información súper útil en estos párrafos! Completamente de acuerdo con lo de las agujas ergonómicas, mucho mejor. Por cierto, yo cojo la aguja como un lápiz y las Tulip rosas tampoco me convencen … Creo que cualquier Clover me gusta más que esas, aunque mis favoritas serían sin duda las Clover rojitas, ligeras y súper deslizantes!

  2. Una entrada muy necesaria para las ganchilleras. Es nuestra herramienta de trabajo, con la que pasamos horas y horas tejiendo. Es muy importante que sea de calidad y yo adoro las Tulip. Son ergonómicas, ligeras, se deslizan divinamente y además son preciosas. Vale mucho la pena invertir en unas buenas agujas porque facilita el trabajo y nos cuidan las manos. Gran entrada Bea! 💜

  3. Creo que describes los inicios de todas las ganchilleras, o sino de todas, de casi todas jijij. Yo también empecé con agujas del chino, pero en mi caso las blancas de plástico 😛
    Toda la razón en que si una se está iniciando no es necesario hacer una gran inversión en agujas, al menos hasta saber si vas a seguir o no, porque las buenas no son especialmente baratas… Y para las que no conozcan las diferentes opciones que tienen de buenas agujas, tú se las has mostrado todas 😛

    1. Exacto, ante todo hay que saber si se va a continuar tejiendo para poder hacer la inversión, pero eso si, al menos si se compra algún ganchillo para iniciarse que sea ergonomico. Muchisimas gracias por tu aportación.

  4. Buenas tardes Bea. Para mí el salto a las tulip fue lo mejor que pudo pasarme. No me arrepiento para nada de la inversión que supuso. Ahora el hilo y la aguja bailan entre mis manos como dos bailarines profesionales. Un besito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra