Conociéndonos…

Hola!!

Voy a aprovechar esta primera entrada, para que nos conozcamos un poquito mejor, sobre todo, para contar como llegué hasta aquí.

No he sido persona que le gusten las manualidades, no me llamaban la atención, y el ganchillo, menos!

Pero fijaos cómo puede cambiar la cosa… Hace ya 4 años que cogí por primera vez un ganchillo, (no he tenido a nadie cercano que le pudiera gustar y así enseñarme), pero en fin…

Esto empezó en el verano del 2017, hacía unos 9 meses que había sido mamá, y no sé por qué, me acordé, que había visto tutoriales en dónde la gente hacía muñequitos a ganchillo y me había llamado la atención.

Por lo tanto, cogí el móvil y ahí que me puse a ver un vídeo más atentamente.

Una vez visto, me dije, ¿por qué no? (ya había hecho alguna cesta de trapillo tiempo atrás), aunque claro esto no era lo mismo, pero me dio igual, yo quería aprender a tejer muñecos a ganchillo.

Pues nada, que con la idea ya en la cabeza, esa misma tarde, bajé al bazar del pueblo, compré más o menos el material que hacía falta (algodón, aguja, alfileres, etc.) y probé.

Decir… que me encantó, es poco, me sentía eufórica por haber conseguido hacer algo con mis manos.

A los pocos días, estaba comprando, ya los números de todas las agujas, relleno, marcadores…

No me salían perfectos en aquel entonces, pero con el paso del tiempo, la práctica ha hecho que se consiga y además de tejer amigurumis, ir más allá…

Quién me lo iba a decir a mí… que eso que empezó por curiosidad, iba a ser mi gran pasión.

Esta pasión que deseo con todo el corazón, poder compartir contigo.

Ahora sí!

Bienvenida/o a este gran valle de hilos…

8 comentarios en “Conociéndonos…”

  1. La sensación de crear algo con nuestras manos es única. Tejer cosas para nuestros seres queridos o nosotras mismas es algo mágico. Arriba nuestras varitas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra